Estudio informa de nuevo sistema de ventilación eficaz para reducir infecciones hospitalarias

De acuerdo al Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, European Centre for Disease Prevention and Control), el 6% de los pacientes hospitalizados contraen una infección mientras permanecen en el hospital, lo que genera un impacto financiero de 7 mil millones de euros en Europa en su conjunto.

Las infecciones nosocomiales, son un verdadero desafío para la salud. Recientemente, un grupo de investigación en el área de Máquinas y Motores Térmicos de la Universidad de Córdoba probó la efectividad de un sistema de ventilación por desplazamiento que reduce las infecciones transmitidas por el aire. Por ejemplo, sarampión, tuberculosis y Klebsiella, pueden causar complicaciones graves para pacientes inmunodeprimidos o pacientes con baja inmunidad.

Sistemas de ventilación de mezcla

Más del 90% de las instalaciones hospitalarias y otros edificios usan lo que se denomina sistemas de ventilación de mezcla, explica el profesor Manuel Ruiz de Adana, uno de los principales autores del estudio. Estos sistemas empujan aire nuevo hacia la parte superior de la habitación, que no es donde se encuentra el paciente. Más tarde, este nuevo aire se mezcla con el aire de la habitación y disminuyen los contaminantes.

Sistemas de ventilación por desplazamiento 

Para analizar este problema, el grupo de investigación estudió el riesgo de infección en un tipo diferente de sistema de ventilación, conocido como ventilación por desplazamiento, en el que el aire se empuja a baja velocidad hacia el área donde se encuentra el paciente. El aire en la habitación, expuesto a contaminantes, es literalmente “desplazado” y sube a la parte superior de la habitación una vez que se calienta en la habitación. 

Esto en lugar de disminuir la cantidad de contaminantes, este sistema los empuja de un lado a otro de la habitación hasta que salen por los respiraderos de la habitación. De esta manera, existe un flujo de aire limpio, que funciona como un pistón, en el área donde se encuentran los pacientes y los trabajadores de la salud.

No podemos controlar los hábitos de prevención de las personas, pero podemos controlar el aire que respiran“, explica el profesor Ruiz de Adana. Para hacerlo, el grupo analizó el potencial de este método de ventilación para controlar las infecciones transmitidas por el aire mediante el uso de maniquíes térmicos equipados con sistemas de respiración. Llevaron a cabo varios ensayos experimentales inyectando un contaminante que simulaba un patógeno en los pulmones del maniquí, así como en varios lugares alrededor en la habitación.

Beneficio en infecciones transmitidas por el aire

Después de evaluar y medir diferentes parámetros, el estudio, llevado a cabo en el marco del proyecto de investigación y desarrollo TRACER, concluyó que los sistemas de ventilación por desplazamiento pueden reducir el riesgo de exposición a patógenos en el aire en comparación con otros sistemas tradicionales. Este es un mecanismo de ventilación, dice el investigador Ruiz de Adana, que proviene de los países nórdicos, países donde debido a las condiciones climáticas, las personas pasan una gran cantidad de tiempo en espacios interiores. Sin embargo, “normalmente no se usa en hospitales y un estudio en esta escala y para este uso específico no se había realizado antes“.

De acuerdo con las regulaciones establecidas por el Centro para la Prevención y Control de Enfermedades, los sistemas de ventilación deben refrescar todo el aire en una habitación de hospital 12 veces por hora. Esto para reducir las infecciones transmitidas por el aire. Con este nuevo sistema de ventilación propuesto, siguiendo los datos mostrados por el estudio, solo será necesario refrescar el aire 9 veces por hora, sin el riesgo de infección, lo que significa que además de los beneficios para la salud, el sistema también reducirá el consumo de energía.

Referencias

  1. José Manuel Villafruela, Inés Olmedo, Félix A. Berlanga, Manuel Ruiz de Adana; Assessment of displacement ventilation systems in airborne infection risk in hospital rooms; PLOS ONE, 30 de enero de 2019; DOI: 10.1371/journal.pone.0211390; Disponible en el URL https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0211390

Tabla de contenidos

Compartir:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en linkedin
LinkedIn