Bioaerosoles fecales generados por inodoros ¿son una vía de transmisión del SARS-CoV-2?

La excreción fecal como un modo de transmisión en los entornos hospitalarios debería ser una preocupación para ser atendida, considerando lo que se conoce de brotes anteriores de coronavirus y las manifestaciones gastrointestinales de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19).

Transmisión del virus en las heces fecales

De un análisis de un contagio comunitario de SARS en Hong Kong en 2003, se encontró que el brote posiblemente se originó a partir de un paciente con una diarrea. La información sugirió que la excreción fecal y el movimiento de aire de bioaerosoles contaminados fue un importante factor en el brote que afectó a 187 personas [1].

De manera similar, el SARS transmitido por el aire probablemente contribuyó a un gran brote hospitalario en Hong Kong igualmente en 2003 [2]. Diversos estudios han confirmado que se pueden producir bioaerosoles que contienen patógenos vivos al descargar el inodoro [3], y el 95% de las gotas producidas por la descarga que son lo suficientemente pequeñas como para presentar un riesgo de una infección transmitida por el aire (2 mm) [4].

Por lo tanto, la transmisión del virus en las heces fecales a través de bioaerosoles puede representar un problema en el control de infecciones. Este es un problema poco reconocido por los centros de salud que manejan un gran número de pacientes y que excretan el virus en las heces.

También se ha documentado meses después de iniciada la pandemia de COVID-19, que los pacientes con COVID-19 tienen síntomas gastrointestinales que incluyen: diarrea y excreción del virus en las heces [5] y la excreción fecal parece ocurrir en pacientes sin síntomas gastrointestinales [6]. Esto podría permitir que los individuos asintomáticos sin síntomas respiratorios sean una fuente de transmisión fecal.

No se debe subestimar potencial de transmisión del SARS-CoV-2

En el estudio “Put a lid on it: are faecal bio-aerosols a route of transmission for SARS-CoV-2?” [11, de Carmen Veronica McDermott y Radica Alicic, entre otros autores, se menciona que la investigación sobre esta vía de infección está en curso, pero no se debe subestimar su potencial de transmisión. Ya que los datos publicados en China informaron sobre la presunta transmisión del SARS-CoV-2 de un paciente con síntomas gastrointestinales a 10 trabajadores de la salud y otros 4 pacientes [7].

La transmisión por bioaerosoles fecales puede pasarse por alto en un entorno hospitalario ya que no es una fuente comúnmente discutida de aerosoles patógenos. La inoculación por exposición a superficies contaminadas es la ruta de transmisión típicamente entendida para un patógeno con diseminación gastrointestinal demostrada. Sin embargo, la descarga del inodoro también genera núcleos de gotitas que son lo suficientemente pequeñas como para contaminar superficies y transportarse por el aire [4]. Si bien existe poca o ninguna investigación disponible respecto a la producción de bioaerosoles infecciosos que contienen patógenos específicos, incluido el SARS-CoV-2, la presencia de patógenos como Clostridioides difficile en el aire de los hospitales aumenta sustancialmente con la descarga de los inodoros [8].

La evidencia existente de contaminación por SARS-CoV2 con muestras de superficie y aire fuera de las salas de aislamiento [9], y los datos experimentales demuestran que el SARS-CoV-2 puede vivir en aerosoles durante 3 horas [10] y esto debería generar inquietudes respecto al modo de transmisión e impulsar investigaciones adicionales.

Preguntas para el control de infecciones

No obstante que se necesita investigación adicional sobre este tema, las preguntas relevantes para el control de infecciones son:

  1. ¿La descarga del inodoro produce SARS-CoV-2 bio-aerosolizado y viable en un grado similar o menor en comparación con los procedimientos clínicos de aerosolización, como los tratamientos con nebulizador?
  2. Bajo ciertas condiciones, ¿podrían los bioaerosoles que contienen SARS-CoV-2 viable estar circulando en los sistemas de ventilación de las instalaciones de atención médica y los edificios públicos?
  3. Dado que los bioaerosoles penetran en el tejido alveolar:
    • ¿La exposición a los bioaerosoles de los inodoros causa una enfermedad más grave que el contacto con las gotitas respiratorias?
    • ¿Podría esta vía de exposición poner a los trabajadores de la salud, los pacientes hospitalizados y el personal de servicios ambientales en mayor riesgo de sufrir una enfermedad grave o crítica?

Precauciones para el control de la infección en inodoros

Para McDermott y Alicic estas preguntas aún no han sido respondidas. Sin embargo, dada la naturaleza urgente y emergente de esta enfermedad, el aparente aumento de la capacidad infecciosa del SARS-CoV-2 en comparación con los coronavirus anteriores, y la falta de experiencia clínica con este patógeno, exponen que sería prudente que en los hospitales se tomaran precauciones como parte de las iniciativas para el control de la infección. Las precauciones pueden ser simples: por ejemplo:

  • Los hospitales pueden recomendar cerrar la tapa de los inodoros
  • Usar inodoros sin descarga
  • Garantizar sólidos protocolos de descontaminación ambiental

La implementación de estas precauciones se fundamente en la información que se aprendió previamente del SARS. Esto puede ayudar a los centros de atención médica a prevenir patrones similares de transmisión del SARS-CoV-2.

Manejo de la enfermedad de COVID-19

Este no es el primer brote de coronavirus que han enfrentado los sistemas hospitalarios globales, y es probable que no sea el último.

Por lo que el manejo de la enfermedad de COVID-19 debe guiarse apoyándose en la gran cantidad de información disponible de brotes anteriores, en que se demostró claramente  la excreción fecal y el potencial de bioaerosolización del patógeno.

Por lo que la transmisión de bioaerosoles fecales es particularmente preocupante para los trabajadores de la salud, que ya tienen un mayor riesgo de infección por SARS-CoV-2 comparándolo con el del público en general, especialmente con la escasez de equipo de protección personal. La adopción de sencillas precauciones y la sensibilización sobre todas las vías de transmisión, incluidos los bioaerosoles fecales, ayudarán a los hospitales a controlar tanto la infección nosocomial como la exposición de los trabajadores de la salud.

Referencias

  1. Yu IT, Li Y, Wong TW, Tam W, Chan AT, Lee JH, et al. Evidence of airborne transmission of the severe acute respiratory syndrome virus. N Engl J Med 2004;350:1731e9.
  2. Li Y, Huang X, Yu IT, Wong TW, Qian H. Role of air distribution in SARS transmission during the largest nosocomial outbreak in Hong Kong. Indoor Air 2005;15:83e95.
  3. Knowlton SD, Boles CL, Perencevich EN, Diekema DJ, Nonnenmann MW, CDC Epicenters Program. Bioaerosol concentrations generated from toilet flushing in a hospital-based patient
    care setting. Antimicrob Resist Infect Control 2018;7:16.
  4. Johnson D, Lynch R, Marshall C, Mead K, Hirst D. Aerosol generation by modern flush toilets. Aerosol Sci Technol 2013;47:1047e57.
  5. Gu J, Han B, Wang J. COVID-19: Gastrointestinal manifestations and potential fecaleoral transmission. Gastroenterology 2020 Mar 3:30281eX. pii: S0016-5085(20).
  6. Young BE, Ong SWX, Kalimuddin S, Low JG, Tan SY, Loh J, et al. Epidemiologic features and clinical course of patients infected with SARS-CoV-2 in Singapore. JAMA 2020 Mar 3. https://doi.org/10.1001/jama.2020.3204.
  7. Wang D, Hu B, Hu C, Zhu F, Liu X, Zhang J, et al. Clinical characteristics of 138 hospitalized patients with 2019 novel coronavirus-infected pneumonia in Wuhan, China. JAMA 2020 Feb
    7. https://doi.org/10.1001/jama.2020.1585.
  8. Wilson GM, Jackson VB, Boyken LD, Schweizer ML, Diekema DJ, Petersen CA, et al. Bioaerosols generated from toilet flushing in rooms of patients with Clostridioides
  9. Santarpia J, Rivera D, Herrera V, Morwitzer MJ, Creager H, Santarpia GW, et al. Transmission potential of SARS-CoV-2 in viral shedding observed at the University of Nebraska Medical Center.
    medRxiv Preprint Server 2020. https://doi.org/10.1101/2020.03.23.20039446.
  10. van Doremalen N, Bushmaker T, Morris DH, Holbrook MG, Gamble A, Williamson BN, et al. Aerosol and Surface Stability of SARS-CoV-2 as Compared with SARS-CoV-1. N Engl J Med 2020 Mar 17. https://doi.org/10.1056/NEJMc2004973.
  11. C.V. McDermott, R.Z. Alicic; Put a lid on it: are faecal bio-aerosols a route of transmission for SARS-CoV-2?; Journal of Hospital Infection 105 (2020) 397e398; https://doi.org/10.1016/j.jhin.2020.04.024

Tabla de contenidos

Compartir:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en linkedin
LinkedIn