Uno de cada 300 pacientes sufre daños ocasionados por la atención médica; necesario trabajar en la calidad y seguridad de los pacientes

El Mtro. Raúl Anaya Núñez, director general de certificación del Consejo General de Salubridad, explicó la importancia de trabajar en equipo por la calidad y seguridad de los pacientes para lograr una organización de salud capaz de mejorar permanentemente, como su “sello de distinción“.

Situación actual del sistema de salud mexicano

El maestro Raúl Anaya, presentó el tema “Modelo de Seguridad del Paciente del Sistema Nacional de Certificación de Establecimientos de Atención Médica (SiNaCEAM)” en el marco de las sesiones de capacitación del Programa de Calidad y Seguridad del Paciente organizado por el Consorcio Mexicano de Hospitales en colaboración con el Consejo de Salubridad General, 

Al referirse al sistema de salud en México, el maestro Anaya destacó que éste presenta:

  • Segmentación y fragmentación
  • Disparidades en el acceso a la atención y los resultados de la atención
  • Necesidad de fortalecimiento de la rectoría
  • Problemas de la financiación de los servicios
  • Heterogeneidad en la calidad de la atención

Anaya Núñez comentó que los datos de la seguridad del paciente de la Organización Mundial de la Salud (OMS) exponen que “la seguridad del paciente es un grave problema de salud pública en todo el mundo. La probabilidad de que un pasajero sufra algún daño en un avión es de 1 por cada millón de pasajeros. En cambio, uno de cada 300 pacientes sufre daños ocasionados por la atención médica. Actividades supuestamente de alto riesgo, como la aviación o el trabajo en centrales nucleares, tienen un historial de seguridad muy superior al de la atención médica“.

Problemas más importantes para la seguridad del paciente

Entre los retos más grandes en relación con la seguridad del paciente, el funcionario del Consejo General de Salubridad (CSG), presentó los puntos del documento de la OMS A72/26 2 del 25 marzo 2019, en el que se informa que:
  • Los errores de medicación son una de las principales causas de lesiones y daños evitables en los sistemas de atención sanitaria: se estima que, en todo el mundo, el costo asociado a los errores de medicación asciende a US$ 42 mil millones anuales;
  • La prevalencia de infecciones contraídas en establecimientos sanitarios en poblaciones heterogéneas de pacientes es aproximadamente del 7.6% en los países de ingresos altos y del 10% en los países de ingresos bajos y medios, según datos procedentes de varios países. Por otra parte, se calcula que la probabilidad de fallecimiento es un 64% mayor en las personas infectadas por Staphylococcus aureus resistente a la penicilina que en las infectadas por una cepa no resistente;
  • Los procedimientos quirúrgicos poco seguros provocan complicaciones en casi el 25% de los pacientes sometidos a intervenciones con hospitalización. Anualmente, casi 7 millones de pacientes quirúrgicos sufren complicaciones significativas, de los que 1 millón fallece durante la intervención o inmediatamente después de ella;1
  • Las prácticas de inyección poco seguras en entornos de atención sanitaria pueden transmitir infecciones, entre ellas por el VIH y por los virus de la hepatitis B y C, y plantean un peligro directo para los pacientes y los profesionales sanitarios; se estima que anualmente suponen la pérdida de 9.2 millones de años de vida ajustados en función de la discapacidad;
  • Los errores diagnósticos afectan aproximadamente al 5% de los adultos que reciben atención ambulatoria, y más de la mitad de estos errores pueden llegar a causar daños graves; la mayoría de las personas se ven afectadas por algún error de diagnóstico a lo largo de su vida;
  • Las prácticas de transfusión poco seguras exponen a los pacientes al riesgo de reacciones adversas a la transfusión y de transmisión de infecciones; los datos sobre reacciones adversas a la transfusión procedentes de un grupo de 21 países muestran una incidencia media de 8.7 reacciones graves por cada 100 000 unidades de componentes sanguíneos distribuidas;
  • Los errores de irradiación abarcan los casos de sobreexposición a la radiación y aquellos en los que se irradia al paciente incorrecto o la zona equivocada; según un examen de los datos publicados a lo largo de 30 años sobre seguridad en radioterapia, se estima que la incidencia general de errores es de 1500 por cada millón de ciclos de tratamiento;
  • A menudo, la septicemia no se diagnostica a tiempo para salvar la vida del paciente; como muchas de las infecciones que la causan son resistentes a los antibióticos, pueden provocar un rápido deterioro de la situación clínica. Se estima que anualmente se ven afectadas 31 millones de personas, con más de 5 millones de fallecimientos;
  • Las tromboembolias venosas figuran entre los acontecimientos adversos más frecuentes y prevenibles, y suponen una tercera parte de las complicaciones atribuidas a la hospitalización; se estima que anualmente se dan 3.9 millones de casos en los países de ingresos altos y 6 millones de casos en los países de ingresos bajos y medios;
  • La atención poco segura en salud mental presenta características especiales, y las preocupaciones en materia de daños evitables se asocian sobre todo al aislamiento y el uso de restricciones físicas, a las conductas autolesivas y el suicidio, a las fugas y a la merma en la capacidad de los pacientes para defender sus derechos.

Datos de la falta de seguridad

Al comentar con respecto a los efectos de la falta de seguridad subrayó que “los datos no son alentadores“:

  • Cada año se producen en hospitales de países de ingresos bajos y medios, 134 millones de acontecimientos adversos.
  • Los eventos adversos se encuentran entre las primeras 10 causas de muerte en el mundo y provocan 2.5 millones de muertes anuales.
  • La discapacidad por atención poco segura genera una pérdida anual de 64 millones de años de vida saludable.

Eventos adversos en México

Con respecto a la situación en México, el maestro Anaya Núñez se refirió al Estudio Iberoamericano de Eventos Adversos 3 (IBEAS), en el que se documentó que:

  • 558 mil puntos adversos anuales
  • Impacto de cerca de 3 millones de días extra de estancia
  • Significa en el promedio del costo de 12 hospitales de 500 camas cada uno

Para complementar la información agregó que:

  • Inegi, informa que el gasto en los hogares en bienes y servicios de salud en 2019 estuvo destinado en un 50% a medicamentos y otros bienes.
  • Casi el 18% para pago de consultas médicas (Cuenta satélite del sector salud en México 2019) Funsalud, INSP. Para 2014 de la COFEPRIS señala la existencia de 13 mil consultorios médicos en farmacias privadas (Estudio sobre la práctica médica consultorios médicos adyacentes a farmacias privadas. Noviembre de 2014).
  • ANADIM, Los consultorios adyacentes a farmacias proveen más de 120 millones de consultas por año impacto de la no calidad.

Esto tiene un importante impacto en la desconfianza en los servicios públicos:

  • 39% de la población usuaria considera que los médicos no están capacitados
  • 44% de la población con seguridad social no volvería atenderse ahí si pudiera

Retos

De acuerdo a “The Lancet Global Health Commision“, se requiere un sistema de salud con una búsqueda permanente de los más altos estándares de actuación de acuerdo a cada contexto, evaluados permanentemente por la gente y que responda de manera regular a los cambios sufridos por la población y sus necesidades.

En el año 2015 la Organización Panamericana de la Salud (OPS), identificó que las limitantes de la calidad de la atención entre las que se encuentra en los siguientes puntos:

  • Fragmentación en el abordaje de la calidad.
  • Predominio de programas verticales de un detrimento de un abordaje integral y sistémico.
    Enfoque de acceso y cobertura de salud Cinépolis en la calidad sobre todo en el primer nivel de atención.
  • Dificultades en la implementación y control de normas de calidad.
  • Inadecuada disponibilidad de capacidades y educación.

Por lo que se reconoce que el esfuerzo para reducir la “carga de daños” ha sido limitado, aún en los entornos de países con ingresos altos. Por lo que se requiere:

  • Generar estructuras culturas y conductas que eviten al máximo el posible daño a un involuntario a pacientes.
  • Implementar medidas en materia de seguridad y genera en las comunidades confianza en sus sistemas de salud

Impulsar la seguridad del paciente componente esencial de la calidad

Como los componentes esenciales para impulsar la seguridad del paciente, el especialista propuso trabajar en 3 puntos:

  1. Liderazgo
  2. Personal competente
  3. Investigación

Pero al mismo tiempo se debe hacer frente a la fragmentación en los modelos de calidad y seguridad en la atención médica para seguir construyendo sistemas de calidad. Por lo que es necesario seguir construyendo sistemas de calidad que tengan cómo ejes la familia, el paciente y la comunidad con un enfoque con calidad de la atención que ofrezca seguridad a los pacientes, el personal de salud y la institución.

Expone que el sustento de la atención a la salud debe ser:

  • segura
  • efectiva
  • oportuna
  • eficiente
  • con acceso equitativo
  • centrada en el paciente

Mejora permanentemente como sello de distinción

Detalló que se busca que con la certificación,  una organización de salud demuestre su capacidad para la mejora continua, “que mejorar permanentemente sea su sello de distinción“. Por lo que citó a Alvin Toffler en su obra Shock del futuro, “los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender“.

Por lo que se busca que la certificación signifique para una organización de salud demostrar que es capaz de mejorar permanentemente, “es su sello de distinción”. Es decir, trabajar en una verdadera cultura de calidad por lo que cito al Dr. Andrew LongmateEn un programa de seguridad del paciente que busca reducir el daño, la mortalidad y las complicaciones atribuibles a la atención médica, la vigilancia y el monitoreo por sí solos no logran cambiar el comportamiento ni promueven la mejora, es necesario abordar los problemas con transparencia, promoviendo la comunicación y colaboración entre los equipos“.

Referencias

  1. OMS; Seguridad del paciente; Disponible en el URL https://www.who.int/es/news-room/facts-in-pictures/detail/patient-safety
  2. OMS; Seguridad del paciente Medidas mundiales en materia de seguridad del paciente A72/26; Publicado el 25 marzo 2019; Disponible en elk URL https://apps.who.int/gb/ebwha/pdf_files/WHA72/A72_26-sp.pdf
  3. Estudio Iberoamericano de Eventos Adversos (IBEAS); Disponible en el URL https://www.who.int/patientsafety/research/ibeas_report_es.pdf

Tabla de contenidos

Compartir:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en linkedin
LinkedIn

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.