Por una atención segura de la madre y el recién nacido, Día Mundial de la Seguridad del Paciente

El 17 de septiembre, se conmemora el Día Mundial de la Seguridad del Paciente, teniendo el objetivo de promover la importancia de mejorar la seguridad en la atención sanitaria y acciones que eviten daños a los pacientes 1.

Este año el tema del Día Mundial de la Seguridad del Paciente es lograr la atención segura de la madre y el recién nacido con el lema “¡Actuemos ahora por un parto seguro y respetuoso!“. Como cada 17 de septiembre se convoca a promover la importancia de mejorar la seguridad en la atención sanitaria y realizar acciones que eviten daños a los pacientes 1.

La carga significativa de daños causados a las mujeres y los recién nacidos a los que se presta una atención materno infantil no se encuentra exenta de riesgos. En especial en el momento del parto, que es cuando se ocasionan la mayor parte de los daños. Esta cuestión es especialmente importante debido a la interrupción en los servicios de salud causada por la pandemia de COVID-19, que ha agravado este problema.

La experiencia de las mujeres durante el parto también se ve afectada por problemas como la violencia y la inequidad en materia de género, el Día Mundial de la Seguridad del Paciente también se subraya la importancia de la atención respetuosa y la relación de este concepto con la seguridad.

Objetivos para una atención segura de la madre y el recién nacido

  • Sensibilizar sobre las cuestiones vinculadas a la seguridad de la madre y el recién nacido, especialmente durante el parto.
  • Colaborar con múltiples partes interesadas y adoptar estrategias eficaces e innovadoras para mejorar la seguridad de la madre y el recién nacido.
  • Hacer un llamamiento a todas las partes interesadas para que adopten medidas urgentes y sostenibles a fin de intensificar los esfuerzos, llegar a quienes no se ha llegado antes y garantizar cuidados seguros para las madres y los recién nacidos, especialmente durante el parto.
  • Promover la adopción de prácticas óptimas en el punto de atención a fin de prevenir los riesgos y daños evitables para todas las mujeres y los recién nacidos durante el parto.

¡Actuemos ahora por un parto seguro y respetuoso!

Entre los datos de la atención de la madre y el recién nacido que la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó, se destaca que todos los días:

  1. Nacen muertos 5400 niñas y niños, 
  2. 810 mujeres pierden la vida
  3. Fallecen 6700 recién nacidos

La mayoría de estas defunciones se pueden prevenir con una atención segura.

Propuesta de acciones

Las acciones propuestas para alcanzar una atención segura en la atención segura de la madre y el recién nacido se divide en 5 temas:

  1. Mujeres embarazadas o en el periodo que rodea al parto. 
  2. Cónyuges o parejas, familias y comunidades. 
  3. Personal de salud. 
  4. Dirigentes y administradores de los servicios de atención sanitaria. 
  5. Instancias normativas y directores de los programas.

Mujeres embarazadas o en el periodo que rodea al parto

Conversar con el personal de salud sobre cómo puede reducir los riesgos y mejorar la seguridad durante el embarazo y el parto. Por lo que ellas deben:

  • Acudir a todas sus citas y a las de su bebé durante el embarazo y después del parto.
    Participar activamente en su propio cuidado y en el de su bebé.
  • Comunicarse abiertamente con el equipo de salud y plantear cualquier pregunta o duda que tenga sobre sí misma o sobre su bebé.
  • Solicitar el apoyo del acompañante de su elección durante el parto.
  • Prepararse física y mentalmente para el parto y para los primeros días tras el nacimiento de su bebé. Cónyuges o parejas, familias y comunidades

Cónyuges o parejas, familias y comunidades, apoyando al cónyuge o su pareja durante el embarazo y el parto

Alcemos la voz en pro de una atención segura y respetuosa de la madre y el recién nacido. Por lo que juntos podemos:

  • Alzar la voz para defender los derechos que tienen sus seres queridos a una atención segura y respetuosa durante el embarazo y después del parto.
  • Seguir las precauciones de seguridad para evitar la transmisión de la COVID-19 y otros riesgos para la salud pública en sus interacciones sociales y cuando visite el establecimiento de salud.
  • Contribuir a iniciativas comunitarias de apoyo a las madres, los recién nacidos y el personal de salud.
  • Participar activamente y colaborar con los responsables de formular políticas para establecer servicios de maternidad y neonatología más seguros.

Personal de salud

Mejoremos las competencias para prestar una atención segura y respetuosa a las madres y los recién nacidos. Se convoca a:

  • Hacer todo lo posible para que el parto sea una experiencia positiva para todas las mujeres y los recién nacidos y prestar en todo momento una atención segura y de calidad.
  • Generar un entorno de confianza e implicar a las mujeres en la toma de decisiones durante el parto.
  • Aplicar medidas de seguridad durante el embarazo, el parto y el periodo perinatal, velando en todo momento por la seguridad de la medicación, la seguridad quirúrgica, la seguridad hematológica, la seguridad radiológica, la seguridad de los dispositivos médicos, la higiene y la prevención de infecciones.
  • Trasladar al supervisor o a un colega cualquier inquietud con respecto a la seguridad durante el parto o cualquier sospecha de maltrato a una madre o a un bebé.
  • Colaborar con el resto de los miembros del equipo: cuanto más cohesionado esté el equipo, mayor será la seguridad del parto.

Dirigentes y administradores de los servicios de atención sanitaria

Establezcamos un entorno que favorezca una atención segura y respetuosa a las madres y los recién nacidos. Para lograrlo se propone:

  • Invertir de forma prioritaria en la seguridad, el bienestar, la capacidad y la supervisión de apoyo del personal de salud con miras a garantizar la seguridad de la asistencia sanitaria.
  • Establecer una cultura en la que el personal de salud no tenga miedo de comunicar cualquier problema de seguridad a fin de mejorar los sistemas.
  • Promover un entorno en el que se implique a las mujeres en la toma de decisiones compartidas durante el parto, de forma que se mantenga en todo momento su dignidad, privacidad y confidencialidad y se evite cualquier maltrato.
  • Garantizar que todos los partos sean atendidos por personal cualificado y que se permita la presencia del acompañante que prefiera la mujer durante el parto.
  • Contar con infraestructura adecuada (agua, electricidad, etc.) y con los suministros oportunos para garantizar la higiene y la prevención y control de infecciones.

Instancias normativas y directores de los programas

Demos prioridad a la seguridad en los servicios de maternidad y neonatología y actuemos ahora para conseguir sistemas sanitarios más seguros. Esto al:

  • Invertir en los sistemas de salud: asignar recursos suficientes para un acceso equitativo a servicios de maternidad y neonatología seguros y de calidad.
  • Contar con personal de salud competente y suficiente y establecer un entorno de trabajo seguro y propicio.
  • Crear mecanismos para hacer partícipes a las mujeres, las familias, las comunidades, las asociaciones de profesionales de la salud y la sociedad civil a fin de conseguir servicios de maternidad y neonatología más seguros.
  • Elaborar y aplicar orientaciones actualizadas sobre el parto seguro y respetuoso.
  • Establecer sistemas de notificación y aprendizaje para orientar las mejoras en la atención de las madres y los recién nacidos.

Componente fundamental para una cobertura sanitaria universal con ahorros significativos

Finalmente es importante reconocer que la seguridad del paciente es un componente fundamental de la cobertura sanitaria universal. También lo es su impacto en la reducción de los costos relacionados con los daños a los pacientes y en la mejora de la eficiencia de los sistemas de atención de la salud. Las inversiones en la reducción de los daños a los pacientes pueden significar significativos ahorros y, lo que es más importante, a mejores resultados para los pacientes. Un ejemplo de prevención es involucrar a los pacientes, lo cual, si se hace bien, puede reducir la carga de los daños hasta en un 15% 5. El Día Mundial de la Seguridad del Paciente, fue establecido por la Asamblea Mundial de la Salud en el año 2019 en virtud de la resolución WHA72.6 relativa a la acción mundial en favor de la seguridad del paciente.

Referencias

  1. OMS; Seguridad del Paciente; https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/patient-safety
  2. OMS; Día de la Seguridad del Paciente. https://www.who.int/es/campaigns/world-patient-safety-day/2021
  3. OMS; Mensajes clava; https://www.who.int/es/campaigns/world-patient-safety-day/2021/key-messages
  4. OMS; Seguridad del paciente – Medidas mundiales en materia de seguridad del paciente. Informe del Director General. Ginebra: Organización Mundial de la Salud; 2019 (https://apps.who.int/gb/ebwha/pdf_files/WHA72/A72_26-en.pdf, consultado el 23 de julio de 2019).
  5. Slawomirski L, Auraaen A, Klazinga N. The Economics of Patient Safety in Primary and Ambulatory Care: Flying blind. Paris: OECD; 2018; Disponible en el URL http://www.oecd.org/health/health-systems/The-Economics-of-Patient-Safety-in-Primary-and-Ambulatory-Care-April2018.pdf, consultado el 23 de julio de 2019).

Tabla de contenidos

Compartir:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en linkedin
LinkedIn

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.