Un dosel para proteger a trabajadores sanitarios de la infección por COVID-19 durante la ventilación

La crisis actual por la enfermedad COVID-19 se ha traducido en una escasez de acceso a instalaciones de presión negativa y ventiladores mecánicos invasivos. Para enfrentarla investigadores proponen un dosel de bajo costo que protege a los trabajadores sanitarios de la infección por COVID durante la ventilación.

Los investigadores han diseñado un sistema de dosel de plástico de flujo constante que puede ayudar a proteger a los trabajadores de la salud que están en riesgo de infección por coronavirus en el aire mientras administran ventilación no invasiva u oxígeno a través de una cánula nasal de alto flujo (HFNC, high flow nasal canula), según la carta de investigación “COVID-19: minimising risk to healthcare workers during aerosol-producing respiratory therapy using an innovative constant flow canopy” (COVID-19: minimización del riesgo para los trabajadores de la salud durante la terapia respiratoria que produce aerosoles utilizando un innovador dosel de flujo constante) publicada en el European Respiratory Journal [1].

Diseño del dosel

El soporte ventilatorio con ventilación no invasiva o cánula nasal de alto flujo se usa a menudo para tratar a personas con insuficiencia respiratoria, un síntoma de la enfermedad grave por coronavirus, ya que ayuda a los pacientes con dificultades respiratorias a respirar empujando aire a presión hacia los pulmones a través de una máscara que cubre la boca y/o nariz. Esto puede aliviar la necesidad de ventiladores mecánicos invasivos a demanda, pero existe preocupación por el mayor riesgo de infección para los trabajadores de la salud que tratan a pacientes con asistencia respiratoria no invasiva.

El profesor Yochai Adir, de la División Pulmonar del Centro Médico Lady Davis Carmel, Israel, dirigió el equipo de investigación y explicó que “la crisis actual se ha traducido en una escasez de acceso a instalaciones de presión negativa y ventiladores mecánicos invasivos. Esto significa que debemos adaptarnos, para que podamos seguir tratando a los pacientes de la mejor manera posible mientras protegemos la salud y seguridad de los trabajadores de la salud“.

La ventilación no invasiva es una solución para esto, pero puede aumentar el riesgo de infección para los trabajadores de la salud, ya que las partículas de virus pueden transportarse por el aire debido a la fuga de la máscara, la velocidad y la dirección del flujo de aire o la tos del paciente. El sistema de toldo de flujo que diseñamos y construimos aborda este riesgo al eliminar la exposición de los trabajadores de la salud a esta situación potencialmente peligrosa“.

Beneficios

El dosel de plástico flexible forma una cámara de aire que cubre la parte superior del cuerpo del paciente. Este se conecta a un sistema que contiene un filtro de aire de alta calidad que limpia el aire y un ventilador eléctrico que crea una presión negativa, sacando el aire filtrado al aire libre. El sistema de capota se puede utilizar para soportar hasta cuatro pacientes al mismo tiempo.

Los investigadores dicen que el plástico utilizado para el diseño del dosel no permite que los fluidos o partículas pasen a través de él y que ha sido probado con estándares internacionales, que puntúan la efectividad en función del número y tamaño de las partículas en el aire que atraviesan el material.

Instalamos este sistema dentro de nuestro hospital y descubrimos que es compatible con la administración de soporte ventilatorio no invasivo con un riesgo mínimo de infección para el personal médico. Permite alternativas a la ventilación mecánica para pacientes con infección por coronavirus de moderado a grave, que de otro modo no recibiría tratamiento debido a la escasez de equipo“, afirma el profesor Adir.

Los investigadores informan que la barrera física entre los pacientes y el personal médico creada por el dosel podría dificultar la administración del tratamiento, y el tamaño del sistema de dosel puede ser difícil de instalar en salas de tratamiento pequeñas.

El profesor Leo Heunks, experto en medicina de cuidados intensivos de la European Respiratory Society y que no participó en el estudio comentó: “los sistemas de cuidados críticos se enfrentan a desafíos sin precedentes debido a la pandemia de coronavirus, por lo que es vital que encontremos formas de aliviar la presión sobre los sistemas de salud sin comprometer la seguridad de los trabajadores de la salud. El diseño descrito en este documento de investigación ofrece un interesante acercamiento para el tratamiento de pacientes que requieren soporte respiratorio y, lo que es más importante, tiene un enfoque claro en proteger la salud del personal médico de primera línea“.

Referencias

  1. Setsuya Kurahashi; COVID-19: minimising risk to healthcare workers during aerosol-producing respiratory therapy using an innovative constant flow canopy; Transactions of the Japanese Society for Artificial Intelligence; 2020 Volume 35 Issue 3 Pages D-K28_1-8; DOI 10.1527/tjsai.D-K28; Disponible en el URL https://www.jstage.jst.go.jp/article/tjsai/35/3/35_D-K28/_article/-char/en; Consultado del 27 de agosoto de 2020

Tabla de contenidos

Compartir:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en linkedin
LinkedIn