Estados Unidos y México representan casi 85% de todas las muertes por COVID-19 entre trabajadores de la salud en la región de las Américas

A pesar de las tendencias a la baja, el costo humano de la pandemia sigue siendo inaceptablemente alto, información de la Organización Panamericana de la Salud y de Amnistía Internacional demuestran altas tasas de COVID-19 entre trabajadores de la salud en la región de las Américas y son especialmente vulnerables al SARS-CoV2.

Altas tasas de COVID-19 entre trabajadores de la salud en las Américas

Estados Unidos y México, que tienen algunas de las cifras de casos más altas del mundo; los trabajadores de la salud representan 1 de cada 7 casos. Estos 2 países representan casi el 85% de todas las muertes por COVID-19 entre los trabajadores de la salud en la región“, subrayó Carissa F. Etienne, Directora de la Organización Panamericana de la Salud, (OPS) en la conferencia de prensa del 2 septiembre de 2020.

Etienne agrega que “Nuestros datos muestran que casi 570 mil trabajadores de la salud en nuestra región se han enfermado y más de 2,500 han sucumbido ante el virus“, 

Con casi 13.5 millones de casos de COVID-19 y más de 469 mil muertes reportadas en la región de las Américas, incluyendo 4 mil fallecimientos al día, destacó que “la escala de esta pandemia no tiene precedentes; y ningún otro grupo lo ha sentido más agudamente que los mismos hombres y mujeres que componen nuestra fuerza laboral de salud“.

La Directora de la OPS citó varias razones para las altas tasas de infección en los trabajadores de salud en las Américas. También indicó que a medida que los países se apresuraban a responder al virus, “muchos trabajadores de salud fueron redirigidos a la respuesta al brote sin la capacitación suficiente para protegerse mientras trataban a pacientes con COVID-19“.

A medida que aumentaban los pacientes, “los hospitales se abarrotaban y muchos fueron demasiado lentos para implementar protocolos de clasificación (triaje) de pacientes. Esto significó que los pacientes con COVID-19 estuvieran expuestos a otras personas que podrían haber estado buscando atención por diferentes afecciones; y pronto todos corrieron el riesgo de infección, lo que dejó a los trabajadores de la salud más vulnerables“, dijo.

Al comienzo de la pandemia, los suministros de equipo de protección personal eran escasos. “Los trabajadores de la salud se vieron obligados a reutilizar mascarillas y batas, buscar alternativas o renunciar por completo a la protección para cuidar a los necesitados“, sostuvo Etienne.

Amnistía Internacional informa elevado número de muertes de trabajadores de la salud en México

Un nuevo análisis de Amnistía Internacional ha descubierto que al menos 7 mil trabajadores sanitarios han muerto en todo el mundo tras contraer COVID-19. Se confirma que al menos 1,320 trabajadores de la salud han muerto solo en México, la cifra más alta conocida para cualquier país.

Amnistía Internacional también registró un elevado número de muertes de trabajadores sanitarios en Estados Unidos (1,077) y Brasil (634), donde las tasas de infección y muerte han sido elevadas durante la pandemia, así como cifras alarmantes en Sudáfrica (240) y la India (573), donde las tasas de infección se han disparado en los últimos meses.

Que más de 7 mil personas mueran mientras intentan salvar a otras es una crisis a una escala asombrosa. Todo trabajador de la salud tiene derecho a estar seguro en el trabajo, y es un escándalo que tantos estén pagando el precio más alto“, afirma Steve Cockburn, director de Justicia Económica y Social de Amnistía Internacional.

Muchos meses después de la pandemia, los trabajadores sanitarios siguen muriendo a tasas espantosas en países como México, Brasil y Estados Unidos, mientras que la rápida propagación de infecciones en Sudáfrica e India muestra la necesidad de que todos los estados actúen”.

Debe haber una cooperación mundial para garantizar que todos los trabajadores de la salud cuenten con el equipo de protección adecuado, para que puedan continuar con su trabajo vital sin arriesgar sus propias vidas“.

1,320 muertes en México

El número de infecciones por COVID-19 ha superado recientemente los 7 millones en América Latina, y Amnistía Internacional registró un número especialmente elevado de muertes de trabajadores de la salud en México (1320), Brasil (634) y Perú (183) menciona Amnistía Internacional.

Afirma que en México, la cifra oficial de muertes de trabajadores de la salud es de 1,320. Al 25 de agosto, la Secretaría de Salud de México confirmó 97,632 casos de COVID-19 entre los trabajadores de salud.

Ha habido informes de que el personal de limpieza de hospitales en México es especialmente vulnerable a las infecciones. Muchos trabajadores de limpieza en los entornos de salud en México están subcontratados, lo que significa que cuentan con menos protección.

También se destaca el hecho de que el gobierno mexicano ha estado llevando un registro detallado de las muertes de trabajadores de la salud, con datos desglosados ​​por edad, género y profesión.

Esa transparencia es esencial y todos los países deberían poner a disposición este tipo de detalles; también puede ayudar a explicar las inquietantes cifras de México en relación con otros países”.

Para combatir esta tendencia

La Directora de la OPS expresó que se debe mantener suficientes suministros de EPP y garantizar que todos estén capacitados de manera efectiva en el control de infecciones para evitar poner en riesgo su propia salud es clave. También informa que la OPS ha estado apoyando a los países en la construcción de zonas designadas para la clasificación y la gestión de casos para proteger a los trabajadores de salud y a los pacientes. “También hemos donado más de 31 millones de mascarillas y más de 1.4 millones de guantes y batas para proteger a los trabajadores de primera línea“.

Tabla de contenidos

Compartir:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en linkedin
LinkedIn