Enfermería, piedra angular para el control y prevención de las infecciones nosocomiales

Las enfermedades nosocomiales no sólo representan una amenaza para los pacientes hospitalizados, sino un reto muy importante para el gremio de la enfermería, ya que son la piedra angular para la prevención y control.

Las enfermedades nosocomiales representan una amenaza para los pacientes hospitalizados. Y es que las infecciones adquiridas dentro del hospital a partir de las 48 a 72 horas del ingreso del paciente, incrementan significativamente la morbilidad y mortalidad de los pacientes.

Esto significa que un paciente que llegó por un padecimiento puede prolongar por varios días su estancia en el hospital y, sobre todo, los costos de la estancia intrahospitalaria por haber adquirido alguna infección de este tipo, en las que destacan las neumonías asociadas a la ventilación, las infecciones de sitio quirúrgico o las infecciones asociadas a sondaje urinario.

Así lo refirió la Dra. Lucia Martínez, infectóloga internista, especialista en Infecciones Asociadas a la Atención Sanitaria (IAAS), también conocidas como infecciones nosocomiales, quien reveló que el 25% de los pacientes hospitalizados, puede adquirir una infección intrahospitalaria.

Infecciones nosocomiales como indicador de la calidad hospitalaria

En este sentido conviene subrayar, dijo, que las infecciones nosocomiales se consideran un indicador de la calidad hospitalaria, ya que sabemos que la mortalidad se incrementa considerablemente en los pacientes que adquieren una infección asociada a catéter o a una infección bacteriana asociada a catéter. 

En entrevista para Hospitales Sin Infecciones, a pregunta expresa si las infecciones nosocomiales se incrementarán en el contexto de la pandemia por COVID-19, la Dra. Martínez señaló que “no se puede decir exactamente el número en que se incrementarán. Sabemos que los pacientes que están con COVID-19, evidentemente prolongan bastante la estancia en los hospitales, pero podemos asumir que si no se tienen las medidas adecuadas para prevenir las infecciones nosocomiales, en algún momento sí podrían llegarse a incrementar”. 

No te puedo decir un porcentaje porque depende mucho también del control de infecciones de cada sede y de cada institución. Sabemos que están las normas oficiales y todos los lineamientos nacionales e internacionales para prevenir las infecciones nosocomiales, sobre todo las asociadas a catéter, las bacterianas urinarias y las infecciones asociadas a la ventilación mecánica”.

Normas oficiales y todos los lineamientos nacionales e internacionales

En México contamos con la Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-045-SSA2-2004, para la vigilancia epidemiológica, prevención y control de las infecciones nosocomiales; hay otros organismos internacionales, sobre todo para hospitales como la Joint Commission International o los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas inglés) y el Centro de Epidemiología Hospitalaria Americana en E.U.

Epidemiología del hospital

En cuanto a la prevención de infecciones nosocomiales, la epidemiología de cada hospital es fundamental en este sentido, expresó la especialista, “cada hospital tiene una epidemiología bastante diferente; no es lo mismo una epidemiología de un hospital público a un hospital privado. Y bueno, no es la misma situación en México, particularmente en Ciudad de México que en provincia. Lo que sí es una realidad es que al tener un número importante de pacientes intubados, claramente lo que no debe suceder es que estas medidas se relajen por la gran cantidad de pacientes que están hospitalizados“. 

Entonces dar un porcentaje de cuanto se incrementarán las IAAS durante la emergencia sanitaria por COVID-19 es algo complicado, dijo, pero sabemos que puede ser que se incrementen porque obviamente son pacientes que están intubados por mucho tiempo, que están con uso de relajantes musculares y todo esto hace que los microorganismos de la boca invadan el tubo de ventilación mecánica y esto favorece el desarrollo de las neumonías.

Enfermería, piedra angular para el control y prevención de las infecciones nosocomiales

Para la Dra. Lucia Martínez, las infecciones nosocomiales representan un reto muy importante para el gremio de la enfermería porque, en realidad, son ellos la piedra angular para su control y prevención. 

El personal de enfermería, resaltó la experta, es el que tiene o es el que nos ayuda de manera importante a seguir todas las medidas que se establecen para que los pacientes no se infecten. 

Cada infección, dijo, tiene un protocolo de prevención, medidas que se han ido instalando y se sabe que funcionan para prevenir estas infecciones.

Por ejemplo, en la neumonía asociada a la ventilación, explicó, hay que poner la cama a 45°, lavarles la boca a los pacientes, hacer estrategias que evidentemente el personal de enfermería es el que está siempre al pendiente y es el principal aliado para prevenir estas infecciones.

Otro ejemplo, refirió, es el de las enfermedades asociadas a sonda, donde una cuestión muy importante es no abrir ni romper el drenaje que está completamente cerrado; la otra es mantener la bolsa de orina siempre a un nivel adecuado, la bolsa no debe estar arriba con el paciente porque se regresa la orina, es decir, hay ciertas medidas que evidentemente se tienen que establecer para prevenir estas infecciones y, el personal de enfermería, se convierte en la clave del éxito.

Manejo de residuos

Finalmente, en cuanto al manejo de los residuos biológicos infecciosos, la Dra. Lucia Martínez consideró que se debe de tener muy claro en qué casos y dónde se deben de tener bolsas rojas y amarillas, cómo se debe manejar la basura municipal y los desechos hospitalarios, de acuerdo con lo establecido por las normas oficiales.

También, evidentemente en el tema del manejo de las excretas y los residuos biológicos debe evitar lo más posible algún instrumento que pueda colonizarse, eso es lo más importante, evitar utilizar instrumentos que sabemos que en pacientes que tienen enfermedades infecto contagiosas puedan llegar a colonizarse y utilizar dispositivos que sean de un solo uso. Por ejemplo, antes en los hospitales se usaba mucho el tema de reesterilizar algunos elementos y pues eso no debe de hacerse, lo ideal es tener elementos desechables y que sean exclusivos del uso de cada paciente, concluyó la especialista.

Referencias

  1. Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-045-SSA2-2004, para la vigilancia epidemiológica, prevención y control de las infecciones nosocomiales; Disponible en el URL http://www.salud.gob.mx/unidades/cdi/nom/p045ssa204.html

Tabla de contenidos

Compartir:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en linkedin
LinkedIn